Archivo mensual: octubre 2008

Un día más

Esta fue una bonita canción del musical de Los Miserables. Pero no voy a hablaros de la canción sino de mí. Sé que mi vida no le interesaría ni al Diario de Patricia, pero contar como me siento al desgraciado que haya acabado en este blog me hace sentir, ¿mejor?
Hoy se repitió lo que me pasa cuando intento dar salida al instinto de supervivencia de la especie. Después del rechazo (fue justificado, como no) me he dado cuenta de que realmente había merecido la pena quedar como un klinex usado. Pero esto no ayuda. Sólo me hace sentir peor por ver que era la mejor chica que me podía haber encontrado (exceptuando las que me rechazaron antes, quizas). Luego me percato (es que no sé si se dice ‘doi cuenta’ o ‘doy cuenta’) de que ningún ente femenino me apreciará (ya sea por una buena razón, o porque pasa de mí y punto). A lo largo de mi vida me he dado cuenta de que la gente nace, crece, busca su media naranja, la encuentra, tienen descendencia y mueren mirando las fotos de sus hijos (biológicos o adoptados). Eso hace que nuestra existencia como parásito de los recursos de la Tierra tenga algo de sentido. Y el suicidio me parece para gente que opta por el mínimo esfuerzo (yo soy de esos, pero no tengo cojones a hacerlo). Y mañana será un día más. Yo mañana tengo examen. A sí que si esta vida me parece un sinsentido y no voy a suicidarme, me meteré al ejército. Así moriré con las botas puestas.

Réquiem para un sueño

O Requiem for a dream, que me gusta más. También vale lo de Tristeza 2 (versión extendida).
Todo empezó un soleado día de verano (como en la peli!?). Yo era un yogurín de 8 añitos que destacaba en el manejo de los ordenadores. Yo tenía vacaciones y me tenía que quedar un mes en el pueblo de mis abuelos, completamente incomunicado (y sigo quedandome, no tengo mejores planes para verano). La cosa se desencadenó cuando conocí a otro tierno pimpollito como yo, al que no nombraré, que tenía una consola. Las consolas siempre han sido mi debilidad. Por aquel entonces el tenía una Gamecube recién estrenada. El juego que le vino con la consola, que era del Zelda (una edición coleccionista, que no estaba en venta sino que era regalo de promoción, hoy piden un montón por este juego). El caso es que me encantó el juego Majora Mask. Las canciones que había en ese juego (como la que sale si le das al título de la entrada Tristeza) me gustaron tanto que, tres años después de haber jugado, empecé a tararear una canción extraña. Tras arduas búsquedas, encontré que la canción salía de este juego. Me la intenté bajar y me encontré con esta versión ‘requiem’: http://es.youtube.com/watch?v=69iIz1Kg1gA . Me gustó tanto que me buscándola en el Youtube bajo los términos zelda requiem, me encontré otra canción: http://es.youtube.com/watch?v=BZs5vWou2XI .La música me gustó cantidad, ya la había oido. Miré y ví que la canción estaba hecha por Clint Mansel y se llamaba Requiem for a Dream: http://es.youtube.com/watch?v=e2Ma4BvMUwU . También miré que no era una canción en sí, sino una banda sonora de una película que se llamaba también Requiem for a dream (el enlace del título de esta entrada es para verla en cinetube). La película, que la he visto hace 3 minutos, ha sobrecojido mi mente adolescente. Ya he hablado mucho, ahora mirar la peli y los videos de youtube.
PD: siento estar cambiando de dirección y título, pero recordar que soy un adolescente con una mente poco ordenada.

Introducción al Proyecto

Últimamente llevo maquinando una idea. Una idea que, de hacerse realidad, lo cambiaría todo:
La carne es débil y por tanto el hombre es perecedero. Pero el hombre es también el animal más inteligente que existe. Tanto, que ha inventado todo tipo de dispositivos mecánicos. Pero la carne sigue siendo débil.
Las máquinas que el hombre ha hecho no perecen, no pueden morir, ni tienen más requerimentos que estar bien programadas y recibir energía constantemente. De esta manera, las máquinas bien diseñadas jamás dejan de funcionar. Pero las máquinas, aun siendo muy potentes y resistentes, no poseen la inteligencia humana.
La clave está en combinar ambos hechos. Un robot con cerebro humano podría sobrevivir al hambre, al frío, a la ausencia de aire e incluso, al tiempo.
Si a un sujeto preseleccionado le sometes a constantes encefalogramas, se podrían estudiar las pautas de funcionamiento de las neuronas ante diversas situaciones. De esta manera, obtendríamos a lo largo del experimento una especie de copia de la mente del sujeto. Dicha mente podría sobrevivir en el cerebro virtual de un robot con las mismas funciones que un ser humano. Dicho humano, al que llamaremos ‘metalo’, podría repararse a sí mismo si tuviera conocimientos de ingeniería. Pasaría de la débil carne al resistente acero. Esta es la finalidad del Proyecto Términa.

Tristeza

Me paro a pensar y me doy cuenta de que el lo que hago es simplemente un proceso cíclico. Me explico:
-Lunes-viernes: me despierto tarde, me preparo para el colegio y en el autobús de la ruta hablamos sobre banalidades. Al llegar al colegio, paso por una aburrida jornada de colegio que me deja con unas ganas de olvidarme del mundo al llegar a casa. Llego a casa y me pongo en el ordenador; después a dormir.
-Fin de semana-festivo: apatía por moverme del ordenador, angustía por volver a la jornada normal del lunes.
-Vacaciones: me aburro como nadie e incluso deseo que vuelvan las clases.
Todo esto aderezado con fracasos amorosos, humillaciones cíclicas (tengo autoestima, me humillan consecuencias mundanas contra las que no merece la pena luchar, recupero la autoestima y la confianza en la humanidad, me humillan…) y canciones de videojuegos. Si quieres un ejemplo de las canciones que escucho, cliquea en el título de la entrada. Es de un videojuego de terror psicológico llamado Silent Hill.

Futuro

He estado pensando en el futuro y, si es que pasamos del día en el que se forme el agujero negro en el acelerador de partículas, puede que el sistema capitalista se vaya al carajo.
Si McCain sale elegido, dicen que volveríamos a la guerra fría; pero si el elegido es Obama, EEUU se portará bien y, quién sabe, pero es posible que los Estados Unidos se porten bien.
Dicen que esta crisis equivale al sistema capitalista lo que al socialismo la Caída del muro de Berlín; es posible que de esta manera todo desemboque en la 3ª Guerra Mundial, siendo mi generación la que tuviera que defender el frente de batalla.
Quizás sean mis paranoias, pero creo que lo mejor sería que el agujero negro se trague la Tierra y punto.
Todo esto sólo tiene una explicación: Tengo demasiado tiempo libre.

Metin 2

Sí, se que ayer no escribí, pero fue porque estaba probando el juego del cual os voy a hablar.
Este juego se llama Metin2 y, para quien no lo sepa, está basado en la cultura china. Es un juego multijugador que se parace al World of Warcraft. Elimina bichos para subir de nivel; haz misiones en las que te manden ir a la otra punta del mapa; comercia con el que pase; forma un gremio (una hermandad para los veteranos del WoW)…
Hay cuatro tipos de soldados para elegir: ninja(ataques rápidos), chamán(mago blanco), sura(guerrero que usa magia), guerrero(el más bestia de todos). También te puedes elegir aparecer en un reino o en otro de un imperio en decadencia.
Si quieres jugar gratis a un juego online con tus colegas y te gusta la cultura oriental, cliquea en el título de este artículo, porque este es tu juego. Pero para empezar necesitas bajarte el programa cliente y después hacerte una cuenta.

Nexuiz

Hoy, como tengo mejor ánimo, os dedicaré un artículo de lo que mejor se me da: los videojuegos.
Esta semana descubrí un shooter (sí, se que sólo escribo sobre juegos del mismo tipo…) que se merecía que hablara de él. Su nombre es Nexuiz, y está hecho para el que probó el ya mencionado Combat Arms y vio que su ordenador no daba más de sí. Estate tranquilo, este es un juego diseñado para Linux y, por tanto, para ordenadores poco potentes. Tiene modo para un jugador basado en niveles, tiene el glorioso multijugador vía internet (aviso: si tienes mala conexion, menos de 5 megas, ni lo intentes) y para el que no tiene internete, la posibilidad de jugar contra la CPU con miles de mapas y otras tantas variantes posibles (el ‘grapping hook’ no tiene desperdicio, mejor si se combina con baja gravedad). 9 Armas hechas para descargar la ansiedad de un escopetazo al enemigo entre ceja y ceja. Necesario nociones de inglés.